Cubiertas Ajardinadas
Nuestro Sistema Ventajas y Características Datos Técnicos Ejemplos

Nuestro Sistema


De mano de la empresa alemana RITTER situada a unos 20 km. de Ausburg (Múnich), donde se encuentra su fábrica central con 80.000 m² de superficie, y habiéndose implantado en Slovenia, Gran Bretaña y EEUU, le invitamos a conocer los productos para una fijación natural de zonas verdes, cubiertas ajardinadas, parques, riberas de ríos y lagos, aparcamientos, arcenes, etc.

Ventajas y Características


¿Qué hacen las placas modulares para cubiertas ajardinadas?

Su gran capacidad de almacenaje de agua retrasa el desagüe y la gestiona de manera
eficiente, creando un perfecto microclima. Gracias al diseño acanalado de la zona inferior,
el drenaje del sobrante es correcto, uniforme y constante.

¿Cuáles son los usos de las placas modulares?

· Para ajardinamiento intensivo y/o extensivo
· Para cubiertas planas, techos industriales, edificios oficiales, viviendas
  particulares, cubiertas prefabricadas, garajes, etc.
· Para tejados con pendiente de hasta 25º de inclinación.
· Para plantaciones de acento
· Para cubiertas invertidas

¿Cuáles son las ventajas?

· Compuestas por HD-PE Polietileno de alta densidad y PP Polipropileno
· Ecológico, reciclable y reutilizable.
· Formato cómodo y manejable (57x38 cm)
· Aproximadamente 27 l/m² de capacidad (volumen dependiente del material de relleno)
· Con rebosaderos que garantizan el correcto drenaje de los sobrantes de agua
· Alta capacidad de carga (204 kN/m²)
· Gracias a su diseño preciso no perjudica el drenaje de la cubierta
· Sencilla unión entre las placas (basta con solapar las pestañas dispuestas alternativamente hasta oir un click)
· Sistema sencillo y económico gracias a que la unión y las dimensiones de las placas optimizan el uso de los materiales

Datos Técnicos


Dimensiones Aproximadamente 57 x 38 x 8 cm (Largo x Ancho x Alto)
Unidades/m² Aproximadamente 5 placas
Peso Aproximadamente 1,1 kg / Placa -> 5,5 kg/m²
Composición HD-PE/PP reciclable, ecológico y resistente a compuestos bituminosos.
Color Negro
Estructura Modular estable con refuerzos intermedios, 24 nódulos por placa
Drenaje Forzado 277 perforaciones por m², regulado a una altura de 50 mm
Capacidad Aproximadamente 27 litros por m²
Valor hidráulico q = 2,8 l/s m², cumpliendo los requisitos DIN 4095 (q > 0,03 l/s m²)
Sistemas de unión Superposición a la misma altura
Inclinación máxima Cubiertas de hasta 25º
Capacidad de carga Según DIN 53454, 204 kN/m². LGA-Bayern MR4300703
Embalaje 4 x 72 placas = 288 Unidades -> 62 m² por palet
Peso (Instalacion completa) Ajardinamiento extensivo: Aprox. 80-100 Kg/m²
Ajardinamiento intensivo a partir de 100 Kg/m²

Ejemplos


Placas instaladas Resultado final Detalle de funcionamiento

« Anterior Siguiente »

Por qué una cubierta ecológica

Un edificio está sujeto a perdidas y ganancias térmicas a través de sus cerramientos, siendo la envolvente la responsable de mantener los niveles de temperatura y humedad estables dentro de los márgenes admisibles por el cuerpo humano.

Las zonas de bienestar térmico en verano oscilan entre 18º y 23º para los límites inferiores, y entre los 23º y 29,5º para los superiores, con una humedad relativa de entre el 20% y el 75% mientras que en invierno, están entre 18º del limite inferior y de 22º a 24º del limite superior con una humedad relativa de entre el 30% y el 60%.

El objetivo deseable en cualquier construcción desde el punto de vista del bienestar, es la estabilidad térmica. Y todo ello, sin consumos excesivos de energía. La estabilidad térmica se mide con un coeficiente que relaciona la amplitud de la temperatura exterior (temperatura máxima, menos temperatura mínima) con la amplitud de la temperatura interior. Los valores cercanos a 1 quieren decir que el local no tiene inercia térmica y cualquier alteración exterior se nota inmediatamente en el interior. En cambio, los valores por debajo de 0,5 nos hablan de edificios muy estables.

La cubierta, es la parte del edificio que esta sujeta a las mayores fluctuaciones térmicas, ya que durante el día alcanza altas temperaturas y por la noche es la parte de la construcción que mas calor pierde. Por ello, las cubiertas ecológicas ayudan a reducir estas fluctuaciones y a proteger la edificación contra las inclemencias del tiempo.

Beneficios de las cubierta ecológica

· Actuación positiva en el clima de la zona: Retención de polvo y sustancias contaminantes dado que las plantas llegan a filtrar hasta el 85% de las partículas del aire, produciendo además oxigeno.

· Aumento del espacio útil: Se aumenta la superficie verde de las ciudades y permite, en cierto modo, reponer la superficie verde ocupada por el edificio.

· Protección de la radiación solar: Se protege el punto más vulnerable del edificio, minimizando los flujos energéticos entre el ambiente exterior e interior.

· Aumenta la eficacia térmica de la cubierta gracias al aislamiento proporcionado por el aire encerrado dentro del follaje y los procesos de refrigeración de las especies vegetales.

· Enfriamiento de los espacios bajo cubierta provocado por la evaporación de la humedad del sustrato y la evaporación a través de las plantas en sus funciones biológicas.

· Disminución de las perdidas de calor en el invierno, lo que conlleva un ahorro de energía.

· Aumento del aislamiento térmico. La capa protectora constituida por la vegetación y el poder aislante del sustrato, disminuye el intercambio térmico entre la cubierta y el exterior.

· La absorción de ruido. En la cubierta tradicional, los materiales tienen un poder de reflexión que expanden las ondas sonoras, sin embargo, tanto el sustrato como las plantas absorben parte de la onda.

· Prolongación de la vida de la cubierta, al proteger la impermeabilización de la radiación solar y los cambios bruscos de temperatura.

· Reduce la carga que soportan las canalizaciones de agua, disminuyendo los costes en depuración de aguas residuales y devolviendo el agua de lluvia al ciclo natural.

· Reduce el efecto isla de calor: Durante el verano, la evaporación puede producir efectos refrigerantes dentro de las ciudades.

· Mejora la calidad de las corrientes de aire gracias al proceso de evapotranspiración, que logra disminuir la temperatura en las capas de aire cercanas a las plantas.